busqueda

Búsqueda personalizada

jueves, 21 de abril de 2011

Chicas desnudas haciendo yoga.

Practicar yoga sin ropa ("naked yoga") va ganando adeptos en el mundo de los que se disponen a sentir y descubrir su cuerpo.
Dicen los que saben del tema que practicar "yoga desnudo" es una vuelta a los orígenes, que ya los maestros indios hacían sus prácticas como Dios los trajo al mundo y que es propio de nuestra civilización el haber vestido el cuerpo con una túnica o un chándal.
Ya en 1974, el documental Naked Yoga (Paul Cordsen) contó la historia de estas prácticas milenarias. La película, nominada al Oscar, produjo un fuerte impacto en los Estados Unidos.
No es fácil imaginar una clase de yoga con todos los compañeros de clase desnudos y, mucho menos, imaginarse a uno mismo sin ropas experimentando todo tipo de posturas y posiciones. Así, ¿quién puede relajar o concentrarse?. Al parecer, cada día son más los que logran entrar en sintonía con esta tendencia. De hecho, son muchos más los hombres que las mujeres que se le atreven a la nueva modalidad.
"La ropa siempre molesta cuando nos disponemos a cualquier actividad física. Cuando estás desnudo es más libre el movimiento, es más fácil percibirse, sentirse, concentrarse en uno mismo". Así piensa Rubén, un porteño de 35 años, que hace dos descubrió que podía mostrarse desnudo frente a los demás. Muchos de sus compañeros son nudistas pero él, tal como asegura, "sólo practico yoga desnudo; no voy a playas o clubes naturistas".

http://laisla-antonio.blogspot.com/2011/03/yoga-al-desnudo.html

video
Publicar un comentario en la entrada